Este 2020 ha sido más digital que nunca y no solo por avances tecnológicos, sino porque mundialmente estamos viviendo un momento sin precedentes. Tanto el mundo offline como el acercamiento físico se han visto muy limitados.